• 10 octubre, 2016

Como defender el precio de tus productos o servicios

Empresa Innovatool

Como defender el precio de tus productos o servicios

Como defender el precio de tus productos o servicios 980 500 Sílvia

“ES DE NECIO CONFUNDIR VALOR CON PRECIO”

 ANTONIO MACHADO

 

Es una de las frases más repetidas en el mundo financiero y que vuelve loco a los tasadores. ¿Qué valor dar a un determinado producto y/o servicio?

El valor es la característica que posee un activo por la cual se convierte en deseable y por lo tanto tiene valor en la medida que proporciona utilidad a su poseedor. El valor es algo sujetivo y a la vez, relativo. Es evidente pues, que existirán tantos valores como consumidores. Más aún, tantos valores como sentimientos. Según se mire, algunas veces 20 euros es una fortuna, otras veces es una miseria.

Pero, ¿cuánto estamos dispuestos a pagar? Fijémonos en las tendencias de consumo. Estamos dispuestos a pagar un precio muy superior al coste real de cierto producto.

Por ejemplo, compramos móviles de última generación 4 veces más caros que su precio de coste, por determinado tipo de café de apariencia bastante glamorosa pagamos hasta 16 veces más y por un perfume que costa 30 céntimos podemos llegar a pagar 60 euros.

 

¿Quién es el culpable de esta diferencia de precios? Claramente, el marketing.

El interés del productor ha sido siempre vender a un precio superior. El interés del consumidor, comprar al precio más bajo. Una buena campaña de marketing transforma la percepción del consumidor. No es más caro, es de calidad superior. Es necesario. Lo barato sale caro. Es exclusivo…

 

 ¿Cómo conciliar intereses? Se trata de crear interés por nuestro producto.

 Si la única variable que considera cierto consumidor en el momento de escoger determinado producto es el precio, se evidencia poca diferenciación respecto la competencia y el cliente sólo será fiel mientras el precio se mantenga. Hay que darle valor a nuestro producto, diferenciarlo, mejorarlo.  Y por supuesto, ofrecer tranquilidad y confianza para posicionar nuestra marca entre las mejores.

Otra estrategia es ofrecer a los consumidores aquello que les interesa, ajustar el producto a sus necesidades. No ofrecer ni de más ni de menos. Muchas veces el cliente reconoce un producto de más calidad o con más prestaciones. Eso no significa que le interese. No quiere decir que vaya a comprarlo. Ofrecer un escalado de precios según producto o tipo de servicio también es una buena opción.

 

como-defender-el-precio-de-tu-producto-y-servicio_reference

Dejar una Respuesta